X
    Categories: Tecnologia

Los cyborgs ya existen

El término cyborg o ciborg para los hablantes hispánicos fue acuñado en el año 1960 para referirse a un organismo vivo controlado por dispositivos cibernéticos. Aunque parezca una locura, este tipo de tecnología es ahora tan real como hablar del microondas con su alta velocidad para cocer alimentos. En sus inicios, creer en un cyborg como una parte de nuestro mundo solo era parte de la ficción, de la cual se colgaron muchísimos directores de cine para hacer volar la imaginación de todos los espectadores.

En el año 1984, el aún poco reconocido director de cine James Cameron lanzó a la pantalla grande Terminator o Exterminador en castellano, un filme que aunque no tuve el éxito que se esperaba, estuvo dos semanas en cartelera y sirvió para lanzar al estrellato al conocido actor Arnold Schwarzenegger. El actor interpretaba al famoso y poco olvidado cyborg que regresaba del futuro para exterminar a Sarah Connor, madre del líder de la resistencia contra las máquinas en el futuro. Luego, le siguió la parte dos de esta trilogía y el éxito fue rotundo, por supuesto,  esto se debió a que los efectos especiales fueron mejorados en gran escala. En el año 2004, volvió a utilizarse la idea de los cyborgs en la vida real, pero con mucho más realismo. En esta historia, el detective Spooner intenta resolver el asesinato de un médico muy querido para él, pues este le había salvado la vida insertándole el brazo izquierdo, dos costillas y gran parte del hombro de material cibernético que él puede controlar fácilmente para enfrentarse y vencer a los robots que quieren acabar con su vida.

Lo que antes solo se podía imaginar ver en una película o cómic es ahora una realidad. Por ejemplo, en el siguiente video se observa lo rápido que está avanzando la tecnología.

Un hombre, a quien le faltan las extremidades superiores, hace uso de sus nuevos brazos mecánicos con ayuda de la cibernética. Este, probablemente, sea uno de los primeros cyborgs que realmente existen. En principio, el hombre intenta adaptarse a su nuevo brazo izquierdo golpeando la palma de su posible inventor. Más adelante, hará cosas inimaginables como compartir con otro cyborg una pequeña fruta, utilizando solo sus dedos índice y pulgar (tal y como lo hace el ser humano). Seguidamente y para desafiar a la gravedad y precisión, intentará servir a su compañero un vaso de agua desde una botella para luego sorprender al público comiendo uvas una a una, usando una cuchara para tomar un tazón de cereal y beber con mucho esfuerzo, pero alta exactitud, una botella con agua.

Luis Velasquez :Me gusta redactar sobre temas que me apasionan. La tecnología es uno de ellos y por eso redacto en este nuevo medio llamado prensaynoticias.com.